Adquiriendo, archivando y activando: Parte 1

Un vistazo a la forma en la que diversas colecciones de arte latinoamericano son activadas en catorce instituciones distintas

Octubre 17, 2016
En esta investigación de dos partes, Laura Braverman analiza una muestra de catorce institutos de investigación, públicos y privados, enfocados en el arte latinoamericano, y las maneras en que apoyan y dan forma a la investigación en el campo.
 
La primera parte incluye la Colección Benson en UT Austin; CeDoc en Santiago, Chile; ESCALA en Colchester, UK; Fundación Espigas en Buenos Aires, Argentina; el Getty Research Institute en Los Ángeles, CA, E.E.U.U.; ICAA en Houston, TX, E.E.U.U.; y Pinto mi Raya en la Ciudad de México. Haz clic aquí para la segunda parte.

La forma en la que los historiadores y curadores de arte definen y moldean sus temas de investigación muchas veces depende de las primeras fuentes a las que están expuestos. Ya sean en texto o imagen, esas primeras fuentes son un testimonio de primera mano. Documentos originales, manuscritos, periódicos, recortes de prensa, fotografías, archivos audiovisuales, notas, mapas, objetos y, a veces, obras de arte, son material directo, en bruto, para interpretar el pasado.

A sabiendas de que hallar estas fuentes puede ser un trabajo tardado y difícil para los investigadores, muchas instituciones se esmeran en unir materiales, clasificar esos objetos, y hacerlos accesibles tanto para académicos como para el público en general.

En este artículo enumero una lista de estas instituciones, enfocándome en aquellas que están comprometidas a avanzar el estudio y la investigación en el campo del arte latinoamericano. La lista incluye una combinación de instituciones de gran tamaño, bien establecidas, algunas operando desde hace décadas, y otras más pequeñas, recientes y especializadas en proyectos específicos. Aunque algunas colecciones se encuentran dentro de museos y universidades, otras parten de iniciativas privadas.

Este artículo registra cómo estas colecciones y archivos son organizadas, expandidas y activadas. Para cada organización, nos enfocaremos en cómo sus acervos son compartidos con el público, así como sus diversos puntos de entrada y tácticas de activación para sus archivos, adoptadas para lograr que su colección sea más accesible y completa. Esto incluye exposiciones, programas editoriales, iniciativas digitales, conferencias, talleres, colaboraciones con organizaciones externas y, en algunos casos, otros proyectos que buscan promover la producción de materiales primarios y secundarios.


THE BENSON LATIN AMERICAN COLLECTION EN LA UNIVERSIDAD DE TEXAS EN AUSTIN (Austin, TX, EE.UU)

Los estudios latinoamericanos en la Universidad de Texas (UT) tienen más de cien años. En ella, el interés por esos temas data de 1902, cuando la primera clase sobre cultura latinoamericana fue impartida. En 1921, UT Austin adquirió la biblioteca privada del historiador mexicano Genaro García. Cinco años después, la Colección Americana Nettie Lee Benson fue fundada, una colección que se convertiría en una de las bibliotecas de investigación, especializadas en Latinoamérica, más importantes del mundo. La Benson Collection se enfoca en una gama amplia de materiales sobre humanidades así como ciencias sociales sobre y proveniente de Latinoamérica, así como sobre latinos en Estados Unidos. Con más de un millón de libros, más de 19,000 mapas, 40,000 publicaciones periódicas, 100,000 libros raros, así como 8,000 pies lineales de materiales de archivo y manuscritos, 19,000 mapas y cerca de 700 colecciones de archivos –incluyendo materiales en muchos medios diferentes, tales como grabaciones sonoras , dibujos, cintas de vídeo y casetes, diapositivas, carteles y objetos de interés– la Colección Benson es una de las más extensas colecciones de materiales sobre el tema.

CSS_BRAVERMAN_1.jpg

Fig 1. El edificio de LLILAS Benson Latin American Studies and Collection
Fig 1. El edificio de LLILAS Benson Latin American Studies and Collection

La Benson Collection también tiene una gama importante de materiales visuales de Latinoamérica que datan del siglo XVI hasta el presente. Esto incluye, por ejemplo, materiales autóctonos como el Lienzo de Tlaxcala y mapas como Relaciones Geográficas. La Benson Collection también tiene archivos de curadores, historiadores del arte y figuras de la museografía del siglo XX, quienes tuvieron un gran impacto en el arte de la región, como José Gómez Sicre, Bárbara Duncan Doyle y René d´Harnoncourt. La Colección de cine mexicano Rogelio Agrasánchez, una serie de 400 posters originales, tarjetas distribuidas en el lobby y fotogramas publicitarios de películas desde la década de los treinta a los noventa también se encuentran en la Benson Collection de Manuscritos Mexicanos. [1]Dentro de la colección latina también está la Colección Romo de grabados mexicoamericanos, el proyecto Serie basado en Austin, y los archivos del Museum Mexic-Arte, así como trabajos de artistas como Carmen Lomas Garza. 

CSS_BRAVERMAN_2.jpg

Fig 2. Uno de los mapas de la colección “Relaciones geográficas” en la Nettie Lee Benson Latin American Collection. Atitlán, Santiago, Guatemala, 1585. 61.5 x 81 cm
Fig 2. Uno de los mapas de la colección “Relaciones geográficas” en la Nettie Lee Benson Latin American Collection. Atitlán, Santiago, Guatemala, 1585. 61.5 x 81 cm

CSS_BRAVERMAN_3.jpg

Fig 3. Poster para la película “Romeo y Julieta”, (1943), parte de la colección Agrasánchez de cine mexicano en la Benson Latin American Collection
Fig 3. Poster para la película “Romeo y Julieta”, (1943), parte de la colección Agrasánchez de cine mexicano en la Benson Latin American Collection

Durante los últimos años, la Benson Collection ha intentado lograr que materiales raros y de formatos especiales estén fácilmente disponibles para estudiarse a través de iniciativas digitales. Julianne Gilland, la directora de la Benson Collection, indica que la colección se ha convertido en líder en la práctica y teoría de post-custodia de archivos.[2] Al reconocer que la información no necesariamente depende de su forma original, más que adquirir físicamente o mantener materiales la Benson Collection busca supervisar la gerencia de registros y archivos en colecciones externas. Al colaborar con archivos e instituciones para facilitar la preservación y el acceso digital, Gilland piensa que esta estrategia genera “un modelo clave de colaboración horizontal con instituciones del mismo campo a lo largo de Latinoamérica”[3].

La Benson Collection también ha logrado activar sus acervos mediante exhibiciones. En 2015 desarrolló una exposición de dibujos y notas visuales de la académica feminista chicana Gloria Anzaldúa. Junto a sus textos, los curadores incluyeron audios originales y textos de sus publicaciones. La exposición después se fue de gira por universidades y espacios de arte independiente en la ciudad de México, y actualmente se exhibe en Viena. Al darle a los curadores la libertad de interpretar el material como quisieran, Gilland vio cómo el proyecto “adquirió vida propia, ofreciendo un punto de vista distinto del archivo, que es más conocido por su contenido textual”[4].

CSS_BRAVERMAN_4.jpg

Fig 4. Diapositiva de los textos de Gloria Evangelina Anzaldúa. 8.5 x 11 pulgadas. Benson Latin American Collection, Universidad de Texas en Austin
Fig 4. Diapositiva de los textos de Gloria Evangelina Anzaldúa. 8.5 x 11 pulgadas. Benson Latin American Collection, Universidad de Texas en Austin

La Benson Collection ha aprovechado oportunidades para colaborar en la Universidad de Texas, en Austin. En 2011 comenzó un asociación formal con el Lozano Long Institute for Latin American Studies (LLILAS), para juntar los archivos de la colección con los recursos de enseñanza académica del instituto. La Benson Collection también colabora con varios otros departamentos y centros dentro del campus.[5] Recientemente, junto con el departamento de Black Studies, la Benson Collection lanzó una "iniciativa sin paralelo para construir un archivo y una colección especial dedicada a la diáspora negra a través del continente Americano".[6] Como resultado, la Benson Collection nombró a un archivóloga de dicha diáspora, Rachel E. Winston, quien también enfocará sus esfuerzos en añadir materiales sobre la diáspora negra al archivo.

CSS_BRAVERMAN_5.jpg

Fig 5. Dentro de un libro antiguo del archivo Black Diaspora. Marcus Rainsford, An Historical Account of the Black Empire of Hayti…Londres: J. Cundee, 1805
Fig 5. Dentro de un libro antiguo del archivo Black Diaspora. Marcus Rainsford, An Historical Account of the Black Empire of Hayti…Londres: J. Cundee, 1805

Otro colaborador importante de la Benson Collection es el Blanton Museum of Art de la Universidad de Texas en Austin. El Blanton Museum empezó a coleccionar arte latinoamericano desde su fundación en 1963. Con una colección de más de 2,100 piezas de arte latinoamericano moderno y contemporáneo, representando a más de 700 artistas, el Blanton ahora posee una de las colecciones de arte latinoamericano más antiguas y grandes en Estados Unidos. [7]En función de la investigación que se lleva a cabo en el museo, la Benson Collection resulta invaluable. Como indica Beverly Adams, curadora adjunta de arte latinoamericano en el Blanton, "prácticamente toda la investigación relacionada con arte latinoamericano, desde organizar exposiciones a construir colecciones, empieza en la Benson Collection".[8] Como resultado, la Benson Collection provee la columna vertebral académica del museo.

Además, la Benson Collection frecuentemente presta grabados, libros y mapas difíciles de hallar al Blanton Museum. Adams comenta que "el Blanton le da a la Benson Collection un sitio más donde mostrar sus riquísimos y variados objetos, para que estos puedan verse en distintos contextos creativos e intelectuales, añadiendo así dimensiones a sus usos e interpretaciones".[9] Además, dice, "estos objetos no solo le brindan profundidad a las exposiciones sino que proveen oportunidades útiles para intercambios y colaboraciones entre ambas instituciones"[10]. Por ejemplo, cuando la exposición titulada "Moderno: Design for Living in Brazil, Mexico, and Venezuela, 1940-1978", curada por la Americas Society, llego al Blanton el año pasado, esta fue aumentada con préstamos locales. Algunos vinieron de las colecciones presentes en la librería de la Universidad de Texas.


CeDoc EN EL CENTRO CULTURAL PALACIO LA MONEDA (Santiago, Chile)

Hace diez años, la documentación artística producida en Chile durante la dictadura de Pinochet era casi inaccesible. Desde mediados de los setenta hasta principios de los ochenta, la producción artística se dispersó y generalmente se llevó a cabo en espacios pequeños e independientes. Como resultado, su documentación también fue dispersa. En 2006, tras reconocer una brecha considerable para los investigadores, el Centro de Documentación de las Artes Visuales (CeDoc) se dio a la tarea de localizar, recolectar y unir textos fundamentales y materiales de archivo de este periodo. Empezando desde cero, el CeDoc recopiló diversos materiales, como libros autopublicados, documentos de editoriales independientes, reseñas, catálogos, panfletos, manuscritos, sketches, fotografías, pósters y otros materiales gráficos y piezas audiovisuales. Cuatro años más tarde, estos materiales se abrieron al público en la planta baja del Centro Cultural Palacio de La Moneda (CCPLM), en el corazón de Santiago.

CSS_BRAVERMAN_6.jpg

Fig 6. Las salas de estudio en la biblioteca del CeDoc
Fig 6. Las salas de estudio en la biblioteca del CeDoc

La biblioteca del CeDoc ahora alberga un total de 6,000 libros, catálogos y artículos divididos en cuatro categorías: arte chileno contemporáneo, historia y teoría del arte, educación del arte y arte latinoamericano. El centro también desarrolló un catálogo en línea, a través del cual es posible buscar y bajar documentos. Además, el Archivo Histórico del CeDoc incluye un número considerable de materiales originales, como los archivos del artista Guillermo Deisler y los del filósofo y teórico del arte Ronald Kay. La colección más importante de CeDoc es tal vez su archivo audio visual, en donde uno puede encontrar grabaciones de acciones del grupo activista chileno CADA ( Colectivo Acciones de Arte), actuaciones de Carlos Leppe así como videos de los artistas chilenos Juan Downey, Eugenio Dittborn y Gloria Camiruaga.

CSS_BRAVERMAN_7.jpg

Fig 7. Colección de archivos de UNI/vers, del archivo de Guillermo Deisler en CeDoc
Fig 7. Colección de archivos de UNI/vers, del archivo de Guillermo Deisler en CeDoc

Además de organizar y albergar seminarios, talleres de trabajo, conferencias y pláticas, CeDoc activa sus acervos a través de un programa editorial continuo. Una vez al año el centro hace un llamado internacional para que se escriban ensayos sobre su colección. CeDoc publica después las contribuciones que selecciona en una serie de libros  titulados “Ensayos sobre artes visuales. Prácticas y discursos en los años 70 y 80 en Chile”.[11] Estos libros se han convertido en una referencia invaluable para los investigadores interesados en el arte chileno contemporáneo, porque llenan huecos de información y generan nuevas ideas sobre este período poco estudiado.

A través de los años el archivo de CeDoc ha crecido tremendamente. Originalmente estaba enfocado en textos clave de los años setenta y ochenta, CeDoc ha localizado y reunido piezas perdidas para completar su colección.  Ahora está expandiendo su atención a otras décadas de la historia del arte chileno contemporáneo que han sido pasadas de largo, como los sesenta y los noventa.

CSS_BRAVERMAN_8.jpg

Fig 8. Portada de “Ensayos sobre Artes Visuales, Prácticas y discursos en los años 70 y 80 en Chile”
Fig 8. Portada de “Ensayos sobre Artes Visuales, Prácticas y discursos en los años 70 y 80 en Chile”

ESCALA (Colchester, Reino Unido)

En 1993, cuando apenas unas pocas obras de arte latinoamericano podían estudiarse directamente en el Reino Unido, la Universidad de Essex en Colchester fundó  la Colección Essex de Arte de América Latina (ESCALA).[12] Su meta era dar acceso a obras de arte latinoamericanas, y crear “un centro de estudios sobre arte de América Latina”.[13] ESCALA empezó coleccionando libros y archivos, junto con obras de arte. Gracias a los esfuerzos internacionales de artistas,colecciones y museos, la colección creció rápidamente. Ahora alberga un total de 750 obras, y una amplia gama de archivos que incluyen catálogos, correspondencia, currículums de artistas, material audiovisual, grabaciones y fotografías.

CSS_BRAVERMAN_9.jpg

Fig 9. Una pequeña selección de algunos de los elementos de archivo, dentro del Centro de Documentación ESCALA
Fig 9. Una pequeña selección de algunos de los elementos de archivo, dentro del Centro de Documentación ESCALA

Las adquisiciones de ESCALA están estrechamente ligadas a un programa de posgrado en la Universidad de Essex, donde se pide a los estudiantes que emprendan la investigación de una adquisición potencial que pueda servir a las necesidades de investigación del personal y estudiantes universitarios y someter esa posible adquisición a sus compañeros y a un panel de expertos. Desde sus inicios la colección quedó ligada a la investigación que se emprende en la Universidad. Sus directores y fundadores, los reconocidos historiadores del arte Dawn Ades y Valerie Fraser, comparten una formación en arte latinoamericano precolombino, colonial, moderno y contemporáneo. Como resultado, la colección incluye una gran variedad de periodos históricos.

La colección no sólo atraviesa centurias y fronteras, sino que busca asimismo servir a las necesidades de investigadores en diversos campos de estudio. De hecho, los trabajos interdisciplinarios son un objetivo central del Departamento de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Essex y en consecuencia de ESCALA y los modos en que se le utiliza. Para celebrar el vigésimo aniversario de la colección, ESCALA montó una exposición llamada “Conectando a través de Coleccionar: 20 años de Arte Latinoamericano en la Universidad de Essex”.[14] Para la muestra, se invitó a estudiantes, investigadores y académicos de toda la Universidad a seleccionar, reflexionar y escribir sobre piezas de la colección que estaban ligadas a sus propios intereses académicos. ESCALA fue más allá de un enfoque relacionado tan sólo con la historia del arte, y desplegó el uso multidisciplinario de su colección.

En línea, el acervo de ESCALA puede estudiarse por temas, que reflejan las áreas de enseñanza  e investigación de la Universidad: derechos humanos, América indígena y religión.[15] En marzo, ESCALA organizó un evento para conmemorar los cuarenta años que han transcurrido desde el último golpe militar en Argentina.[16] Como parte del evento, archivos sobre el colectivo argentino Grupo Escombros fueron exhibidos junto a obras de arte. Un grupo de fotografías del artista argentino Fernando Traverso se incluyó en esta muestra enfocada en lo político. Cabe apuntar que estas fotografías fueron utilizadas recientemente para un estudio visual con los departamentos de Historia del Arte y Psicología. En este caso, las fotografías de Traverso pasaron de ser un medio para discutir el activismo en Argentina, a ser un instrumento para analizar cómo el despliegue de una muestra afecta al espectador. De manera similar, una litografía de Rufino Tamayo de la colección fue utilizada recientemente en una sesión con el Centro de Estudios de Mitos para analizar las visiones Maya y Azteca de la vida después de la muerte.

CSS_BRAVERMAN_10.jpg

Fig 10. Grupo Escombros Mar (1993) y elementos de archivo como parte de la presentación para “Argentina 1976-2016: Activismo, memoria y complicidad" en el Espacio para la Enseñanza y la Investigación de ESCALA
Fig 10. Grupo Escombros Mar (1993) y elementos de archivo como parte de la presentación para “Argentina 1976-2016: Activismo, memoria y complicidad" en el Espacio para la Enseñanza y la Investigación de ESCALA

CSS_BRAVERMAN_11.jpg

Fig 11. De izquierda a derecha: 1er año, 6ta división de Marcelo Brodsky, foto de clase, 1967 (1996), 350, Intervención urbana, Rosario (2001) de Fernando Traverso, y ... y después se erigen monumentos (1976) de Marisa Rueda
Fig 11. De izquierda a derecha: 1er año, 6ta división de Marcelo Brodsky, foto de clase, 1967 (1996), 350, Intervención urbana, Rosario (2001) de Fernando Traverso, y ... y después se erigen monumentos (1976) de Marisa Rueda

CSS_BRAVERMAN_12.jpg

Fig 12. Obra de Tamayo utilizada como parte del grupo de lectura con el Centro de Estudios sobre mitos mayas y aztecas y el más allá. Rufino Tamayo, Figura Prehispánica VIII. Vaso zoomorfo Colima (1976)
Fig 12. Obra de Tamayo utilizada como parte del grupo de lectura con el Centro de Estudios sobre mitos mayas y aztecas y el más allá. Rufino Tamayo, Figura Prehispánica VIII. Vaso zoomorfo Colima (1976)

En ESCALA, la colección –que incluye tanto obras de arte como archivos- se concibe como un recurso interdisciplinario. La primavera pasada, ESCALA inauguró un novedoso Espacio de Enseñanza e Investigación para albergar a cualquier investigador de cualquier campo de estudio  en sesiones de enseñanza basadas en objetos de arte. La directora de ESCALA, Joanne Harwood, señala: “Frecuentemente le decimos a la gente que no es necesario que sean historiadores del arte, o expertos en América Latina para estudiar nuestras obras. Sólo se necesita que sean curiosos y les interesen”[17]. El Director Adjunto, Sebastián Bustamante-Bruning, añade:” con frecuencia, las sesiones en las que los participantes incorporan su propia experiencia a un objeto de arte, son las más exitosas.  Si traen perspectivas de múltiples “ disciplinas”, generalmente desembocamos en algún lugar interesante”.[18]

CSS_BRAVERMAN_13.jpg

Fig 13. El Espacio para la Enseñanza y la Investigación de ESCALA
Fig 13. El Espacio para la Enseñanza y la Investigación de ESCALA

CSS_BRAVERMAN_14.jpg

Fig 14. Estudiantes de la Licenciatura en Historia del Arte y Estudios Curatoriales que participan en una sesión de aprendizaje basado en el objeto en el Espacio para la Enseñanza y la Investigación de ESCALA
Fig 14. Estudiantes de la Licenciatura en Historia del Arte y Estudios Curatoriales que participan en una sesión de aprendizaje basado en el objeto en el Espacio para la Enseñanza y la Investigación de ESCALA

FUNDACIÓN ESPIGAS (BUENOS AIRES, ARGENTINA)

En Buenos Aires, el Centro de Documentación de la Fundación Espigas ha estado abierto al públicopor más de 20 años. Centrado básicamente en la historia de las artes visuales en Argentina, sus acervos incluyen también materiales relacionados con el arte latinoamericano y la producción artística de argentinos que residen fuera del país. El Centro ha reunido una amplia colección bibliográfica y documental, y una base de datos de más de 200,000 publicaciones. Incluye asimismo una colección fotográfica que contiene 30,000 obras, así como archivos personales con documentos originales, como cartas, escritos personales, bocetos y diplomas.

Los proyectos editoriales han sido un elemento central del programa de la Fundación Espigas. A través de colaboraciones con investigadores, ha publicado una serie de notables libros como “El arte español en la Argentina 1890-1960”,[19] o “Escritos de vanguardia. Arte argentino en los años 60”[20]. Más recientemente, la fundación publicó un libro sobre Leandro Katz y está preparando una publicación sobre Luis Fernando Benedict.[21] Gracias al patrocinio de la Fundación Getty, la Fundación Espigas tiene un programa de colaboración con estudiantes y académicos de la Universidad Nacional de San Martín en Buenos Aires para catalogar archivos grandes y digitalizar el contenido de revistas y publicaciones periódicas de los años 40 y 50.

CSS_BRAVERMAN_15.jpg

Fig 15. Portada del libro “Leandro Katz, Colección Conceptual”, publicado por la Fundación Espigas en 2013
Fig 15. Portada del libro “Leandro Katz, Colección Conceptual”, publicado por la Fundación Espigas en 2013

EL INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN GETTY (LOS ÁNGELES, CA, EE.UU)

El Instituto de Investigación Getty (GRI) es tal vez el más grande y más reconocido centro de investigación del mundo. Fundado en 1983, con la misión de profundizar el conocimiento y la comprensión de las artes visuales, se concentró desde sus inicios alrededor de un amplio programa de colección de obras de arte. Con 26 millas de estantería, su Biblioteca de Investigación fue construida con la finalidad de crear un ámbito de colaboración para la investigación artística. Ha cumplido con creces su propósito en los 33 años que han transcurrido desde su fundación. 

CSS_BRAVERMAN_16.jpg

Fig 16. El exterior del Instituto de Investigación Getty al atardecer
Fig 16. El exterior del Instituto de Investigación Getty al atardecer

Con más de un millón de libros, catálogos de subastas, publicaciones periódicas, fotografías y colecciones especiales de objetos únicos -entre ellos libros raros y trabajos en papel- el GRI contiene materiales artísticos históricos desde la prehistoria hasta la era contemporánea. La colección del GRI es un acervo reconocido para la documentación de la historia del arte de Europa occidental y Los Estados Unidos, sin embargo, ha expandido su interés a otras áreas, en especial, al arte latinoamericano.

El enfoque de la colección del GRI busca abarcar todas las facetas del arte. Esta visión se refleja asimismo en la amplitud del contenido de la colección latinoamericana. Como muestra de la diversidad y complejidad del tema, la colección incluye obras desde la Colonia española hasta nuestros días, y archivos muy ricos de todos esos períodos. En relación a períodos remotos, la colección reúne acervos sustanciales sobre historia natural, crónicas, grabados, y mapas de la época colonial; libros de viajes de los siglos XVIII y XIX, y materiales antiguos de antropología y arqueología pre-hispánica, así como fotografías de México, Perú, Brasil y Argentina, de los siglos XIX y XX.[22] En relación al siglo pasado el GRI posee una notable variedad de materiales de la escuela del Sur, una gran colección surrealista, y obras de los muralistas mexicanos.[23] También alberga ejemplos de arte y poesía Concreta y experimental, una colección de arte Conceptual, incluyendo ejemplos de arte postal, así como videos de los años setenta y principios de los ochenta.[24]

La colección del GRI es notable por su dinamismo. No sólo es el punto de partida para investigaciones de estudiantes, académicos y profesores invitados a lo largo del año, sino que es también la fuente de publicaciones, talleres, simposios, y exposiciones. Por ejemplo, hace unos años, el GRI organizó en la Biblioteca Pública de Los Angeles, una exhibición de fotografías sobre la guerra civil mexicana titulada “El surgimiento de una nación: el descubrimiento de la Revolución Mexicana”.

CSS_BRAVERMAN_17.jpg

Fig 17. Una de las fotografías incluida en la exhibición “El surgimiento de una nación: el descubrimiento de la Revolución Mexicana”. Pancho Villa posando junto a una motocicleta india, frontera entre México y los Estados Unidos, 1914
Fig 17. Una de las fotografías incluida en la exhibición “El surgimiento de una nación: el descubrimiento de la Revolución Mexicana”. Pancho Villa posando junto a una motocicleta india, frontera entre México y los Estados Unidos, 1914

Los proyectos de investigación del GRI son a menudo investigaciones de largo plazo y una exhibición puede presentar apenas una porción de los esfuerzos dedicados a activar un área de la colección. Por ejemplo, en 2009, el GRI organizó una serie de talleres- con reconocidos historiadores del arte y académicos jóvenes – para explorar la recepción crítica y la difusión que se les había dado a las ideas surrealistas en América Latina. Inspirados en los importantes acervos de Surrealismo latinoamericano que alberga el GRI, los talleres pretendieron descubrir historias alternativas del Surrealismo en la región. Los talleres concluyeron en un simposio de dos días, en 2010. Finalmente, una exhibición llamada “Adiós al Surrealismo”, fue organizada en el 2012 en las galerías del GRI, centrada en un grupo internacional de escritores y artistas que colaboraron con la revista Dyn en México en los años cuarenta. Para complementar la exhibición, el grupo de investigadores digitalizó los números de Dyn; publicó dos libros,incluyendo un catálogo de para complementar la exposición y compiló un libro de fuentes y una bibliografía del Surrealismo en Latinoamérica, que están disponibles en línea.[25]

CSS_BRAVERMAN_18.jpg

Fig 18. Uno de los materiales de la colección del GRI “Surrealismo en América Latina”. Primera página de Lettre d´Amour, frontispicio obra de Alice Paalen (Rahon). Ciudad de México: Ediciones Dyn, 1944
Fig 18. Uno de los materiales de la colección del GRI “Surrealismo en América Latina”. Primera página de Lettre d´Amour, frontispicio obra de Alice Paalen (Rahon). Ciudad de México: Ediciones Dyn, 1944

Más recientemente, la Fundación Getty ha encabezado la iniciativa “Pacific Standard Line:LA/LA”. Este ambicioso proyecto busca explorar las conexiones artísticas entre el arte latinoamericano y el arte Latino y la ciudad de Los Ángeles a través de exhibiciones que se han montado en todo el Estado de California. Como parte de la iniciativa, el GRI está organizando una exposición en sus galerías llamada “La Metrópolis en América Latina, 1830-1930”, que se inaugurará en octubre de 2017. La exhibición recorrerá el crecimiento de las más grandes ciudades de Latinoamérica a través de diversos materiales de archivo como cartas, mapas, fotografías, y grabados. Aquí también, el proyecto no se limita a organizar una exposición. Ha incluido un taller preliminar y planea una publicación sobre el tema independientemente de la exhibición.

CSS_BRAVERMAN_19.jpg

Fig 19. Una de las obras que se exhibirá el próximo otoño en “ La Metropolis en América Latina, 1830–1930”
Fig 19. Una de las obras que se exhibirá el próximo otoño en “ La Metropolis en América Latina, 1830–1930”

Sobre el mismo tema, Marcia Reed, curadora en jefe del  GRI, apunta que mientras que las exhibiciones son temporales, la digitalización es un medio inmejorable para exponer las obras sin limitaciones de tiempo. [26]De hecho, el acervo del GRI ha sido digitalizado sistemáticamente. Por ejemplo, la colección de cuadernos de dibujos de Diego Rivera sobre los mineros de California, ha sido puesta a disposición del público por un año. [27]El GRI está a la cabeza del esfuerzo por digitalizar textos históricos de arte con el lanzamiento del Portal de Investigación Getty en 2012. El Portal se desarrolló con la cooperación de un grupo de patrocinadores e instituciones internacionales y es gratuito, disponible en línea, y una plataforma de investigación que provee acceso a una amplia colección de textos de historia del arte.

Cada año, el Instituto acoge, asimismo, a cerca de cuarenta investigadores y académicos a través de su Programa Anual de Investigación. Siguiendo un tema, los participantes pueden investigar cualquier faceta de la colección. Es interesante apuntar que en los últimos años un número creciente de académicos invitados se ha centrado en la sección latinoamericana de la colección. Pero los académicos no son, ni por asomo, la única audiencia a la que el instituto de investigaciones intenta incorporar a sus actividades. Tanto Reed como Idurre Alonso, contratada hace un año como Curadora Asociada de arte latinoamericano en el GRI, valoran especialmente las actividades educativas del Instituto dedicadas a niños y adolescentes.[28] Alonso espera abarcar a un número cada vez mayor de estudiantes de secudanria y preparatoria para enseñarles la importancia de los materiales originales del GRI, y hacer evidente el esfuerzo de expansión del Instituto para preservar y estudiar las culturas y el arte latinoamericanos.[29]


THE INTERNATIONAL CENTER FOR THE ARTS OF THE AMERICAS (HOUSTON, TEXAS, EE.UU)

The International Center for the Arts of the Americas (ICAA) es el brazo encargado de investigar del Latin American Art Department del Museum of Fine Arts en Houston (MFAH). Establecido a la par del departamento en 2001, el ICAA fue concebido como una fundación académica que acompañaría y fortalecería la cada vez más amplia colección que el museo tiene de arte latinoamericano.[30] Desde entonces, el ICAA ha organizado exposiciones basadas en investigación, simposios internacionales, proyectos de investigación y educación, así como llevado a cabo un riguroso programa de publicación. Lo más conocido es su iniciativa, histórica en su campo, llamada “Documents of 20th century Latin American and Latino Art”. Proyecto sin precedentes, “Documents” ha identificado, rescatado, digitalizado y combinado con éxito más de 8,000 fuentes primarias y documentos críticos relacionados con el arte latino y latinoamericano del siglo XX.[31] Lanzado hace casi 15 años, el proyecto movilizó diez equipos de investigación a lo largo del continente americano, culminando en un archivo digital en línea, libre, universal y completo, que se estrenó en 2012.[32]  

El archivo vino acompañado de una empresa igualmente ambiciosa: la publicación de un antología complementaria en 13 volúmenes, titulada “Critical Documents of 20th century Latin American and Latino Art”.[33] Esta serie de libros brinda acceso a documentos y textos clave, por primera vez accesibles en inglés, junto a anotaciones y comentarios críticos. Al indicar un número de registro para cada documento, los libros también promueven que el lector vuelva al archivo, que coteje referencias y, finalmente, que entable un diálogo entre las fuentes textuales y digitales.

CSS_BRAVERMAN_20.jpg

Fig 20. Portada de “Resisting Categories: Latin American and/or Latino?”, editado por Héctor Olea, Mari Carmen Ramírez y Tomás Ybarra-Frausto (New Haven: Yale University Press, 2012)
Fig 20. Portada de “Resisting Categories: Latin American and/or Latino?”, editado por Héctor Olea, Mari Carmen Ramírez y Tomás Ybarra-Frausto (New Haven: Yale University Press, 2012)

Más que estar ordenados geográfica o cronológicamente, la serie completa está organizada en temas derivados de 13 categorías editoriales, establecidas entre 2002 y 2004 para guiar a los investigadores mientras recobraban documentos. Manteniendo una estructura no linear, estas separaciones temáticas propician una estructura conceptual flexible en la que puedan emerger de forma más fluida nuevas ideas, prioridades y líneas de investigación. Por ejemplo, la primera antología –publicada en 2012 y titulada “Resisting Categories: Latin American and/or Latino?”- brinda una base para una historia comparativa del arte latino y latinoamericano.[34]

De forma similar, el archivo digital fue creado para fungir como catalizador para futuras investigaciones del campo, no solo como un medio para abrir nuevos caminos de investigación sino que también reúna pensadores dispersos geográficamente para que conversen entre sí, brindando una plataforma que, como indica la directora asociada de la ICAA, María C. Gaztambide, “vincula muchos frentes: la academia y el museo; el arte latino y el latinoamericano; entre esta zona cultural y el mainstream global; entre artistas individuales, así como entre prácticas insospechadas de carácter intergeneracional e interregional”[35]. Es evidente que el proceso de subir todos los documentos al archivo en línea sigue. El ICAA ahora está reforzando áreas relacionadas a documentos ya recuperados y enfocará sus esfuerzos en expandir el archivo a documentos de Centroamérica, los Andes y el Caribe, para de este modo abordar lagunas geográficamente importantes.

CSS_BRAVERMAN_21.jpg

Fig 21. María C. Gaztambide, la directora asociada de la ICAA mientras trabaja
Fig 21. María C. Gaztambide, la directora asociada de la ICAA mientras trabaja

Como resultado del proyecto “Documents”, otras unidades dentro del museo como la Hirsch Library y los Museum Archives han empezado a recolectar material latinoamericano y latino. Si bien el ICAA no posee archivos en físico, sus actividades han atraído donaciones de archivos al MFAH. Por ejemplo, recientemente el museo recibió como donación una colección significativa de material de archivo y de biblioteca, relacionado al arte constructivo de Sudamérica, abriendo así una oportunidad para que la ICAA trabaje más cerca con otros departamentos para catalogar e integrar estos materiales dentro del museo.


PINTO MI RAYA (Ciudad de México, México)

Pinto mi Raya es un proyecto multidisciplinario fundado en 1989 por los artistas Mónica Mayer y Víctor Lerma, ambos radicados en México. En un momento donde las instituciones artísticas en México parecían estar desconectadas de la producción de arte, Mayer y Lerma buscaron “lubricar el sistema artístico”[36] al establecer un espacio alternativo, encabezado por artistas, en la colonia Condesa. El espacio brindaría un lugar para el arte no basado en objetos que privilegiara el proceso y la interacción más que la producción material. Pinto mi Raya fue concebido como una obra de arte conceptual en sí mismo; como “una acción en el sentido de Hannah Arendt [37]de echar a andar un proceso”.

Al poco tiempo de montar el proyecto, los dos artistas cayeron en la cuenta de que, si bien cada vez se publican menos libros sobre arte contemporáneo en México, existen 34 periódicos circulando en la ciudad de México, y la mitad de ellos incluyen reseñas y artículos de opinión sobre arte. Para facilitar el flujo de la información y preservar la memoria de las artes visuales, Mayer y Lerma decidieron recopilar este material en un archivo llamado “Raya: crítica, columnas y debates en las artes visuales”. A lo largo de los últimos 25 años, Pinto mi Raya ha reunido artículos de una variedad de periódicos nacionales y, desde el 2008, empezaron a incluir publicaciones de blogs a su colección.[38] Al suscribirse a sus servicios, las instituciones pueden recibir el material recopilado bimensualmente.[39]

CSS_BRAVERMAN_22.jpg

Fig 22. Archivo Pinto mi Raya, “Raya: crítica, crónica y debate en las artes visuales”
Fig 22. Archivo Pinto mi Raya, “Raya: crítica, crónica y debate en las artes visuales”

CSS_BRAVERMAN_23.jpg

Fig 23. El interior de una recopilación bimensual. Foto: Yuruen Lerma
Fig 23. El interior de una recopilación bimensual. Foto: Yuruen Lerma

En 2002, la Sala de Arte Público Siqueiros invitó a Pinto mi Raya a crear una pieza para su sala de lectura. Como resultado, Mayer y Lerma ensamblaron todo el material que habían recopilado en relación con el pintor David Alfaro Siqueiros dentro de un libro del artista y crearon una recopilación adicional de textos sobre arte político. Inspirados por el proyecto, decidieron organizar otros documentos por temas como performance, instalaciones, mujeres artistas, educación artística, diseño digital y política cultural.

Para celebrar el veinte aniversario de Pinto mi Raya, Mayer y Lerma crearon el “Archivo Activo”, una colección de casi 11,000 textos digitalizados que ellos dividen en diez categorías. El “Archivo Activo” salió en un formato de diez DVD´s (uno por tema), que después fue ofrecido a bibliotecas y museos, donde ahora puede consultarse. Al unir una zona entera de historia del arte en México, el “Archivo Activo” se ha vuelto una herramienta fundamental para estudiar el arte contemporáneo en México.

CSS_BRAVERMAN_24.jpg

Fig 24. El “Archivo Activo” de Pinto mi Raya viene en una caja con 10 DVD´s, organizados por temas, con alrededor de 11,000 textos. “Archivo Activo”, y uno de los DVD´s de la caja
Fig 24. El “Archivo Activo” de Pinto mi Raya viene en una caja con 10 DVD´s, organizados por temas, con alrededor de 11,000 textos. “Archivo Activo”, y uno de los DVD´s de la caja

Además de presentarse en varias exposiciones como “WACK: Art and the Feminist Revolution” (2007) en el MOCA de Los Ángeles, así como en la reciente retrospectiva del trabajo de Mayer en el MUAC (2015), los acervos de Pinto mi Raya también han sido activados de formas poco convencionales. En 1995, Mayer y Lerma organizaron la exposición “De crítico, artista y loco…”, en el Centro Cultural San Ángel de la ciudad de México. La exposición buscó revertir las reglas de producción al invitar a 36 críticos e investigadores, cuyos textos aparecieron en el archivo no solo para crear obras de arte en la exposición sino para prestarle sus textos a artistas para la producción de otras notas. Como Mayer indica acertadamente, lo más original de Pinto mi Raya es quizás su habilidad para “desarrollar un proyecto artístico en el que se han desdibujado las fronteras entre la vida, el arte, la pedagogía, el archivo, la investigación y el activismo”.[40]

CSS_BRAVERMAN_25.jpg

Fig 25. Una pieza del crítico de arte Jorge Alberto Manrique, incluida en la exposición “De crítico, artista y loco…”. Jorge Alberto Manrique. Texto sobre fólder, 8 x 10 pulgadas
Fig 25. Una pieza del crítico de arte Jorge Alberto Manrique, incluida en la exposición “De crítico, artista y loco…”. Jorge Alberto Manrique. Texto sobre fólder, 8 x 10 pulgadas

Quiero agradecer a las siguientes personas por sus agudos comentarios:
 
Soledad García del CEDOC; Joanne Harwood y Sebastián Bustamante-Brauning de ESCALA; Marina Baron Supervielle y Adriana Donini de Fundación Espigas; Marcia Reed, Idurre Alonso, Amy Hood y Rebecca Peabody del Getty Research Institute; María Gaztambide y Beatriz Olivetti del ICAA; Mónica Mayer de Pinto mi Raya; Julianne Gilland, Beverly Adams y Christina Bleyer de UT Austin; así como Jerónimo Duarte-Riascos, Pablo Helguera y Gabriel Pérez-Barreiro.

La segunda parte de este texto incluye Arkheia en el MUAC Ciudad de México; el Center for Creative Photography en Tucson, AZ, E.E.U.U.; CIRMA en Antigua, Guatemala; Fundación YAXS en Ciudad de Guatemala, Guatemala; IAC en São Paulo, Brazil; -I-D-A en Buenos Aires, Argentina; y CEDOC en CAVC/MUA en Tegucigalpa, Honduras.


Leyenda de fotos:

Fig 1. El edificio de LLILAS Benson Latin American Studies and Collection. Cortesía de la Universidad de Texas, Austin

Fig 2. Uno de los mapas de la colección “Relaciones geográficas” en la Nettie Lee Benson Latin American Collection. Atitlán, Santiago, Guatemala, 1585. 61.5 x 81 cm. Imagen cortesía de la Benson Latin American Collection, Universidad de Texas, en Austin

Fig 3. Poster para la película “Romeo y Julieta”, (1943), parte de la colección Agrasánchez de cine mexicano en la Benson Latin American Collection. Imagen cortesía de la Benson Latin American Collection, Universidad de Texas, en Austin

Fig 4. Diapositiva de los textos de Gloria Evangelina Anzaldúa. 8.5 x 11 pulgadas. Benson Latin American Collection, Universidad de Texas en Austin. Imagen cortesía de la Benson Latin American Collection, Universidad de Texas, en Austin

Fig 5. Dentro de un libro antiguo del archivo Black Diaspora. Marcus Rainsford, An Historical Account of the Black Empire of Hayti: Comprehending a View of the Principal Transactions in the Revolution of Saint Domingo; with its Ancient and Modern State. Londres: J. Cundee, 1805. Imagen cortesía de la Benson Latin American Collection, Universidad de Texas, Austin

Fig 6. Las salas de estudio en la biblioteca del CeDoc. Imagen cortesía del CeDoc

Fig 7. Colección de archivos de UNI/vers, del archivo de Guillermo Deisler en CeDoc. Imagen cortesía de CeDoc

Fig 8. Portada de "Ensayos sobre Artes Visuales, Prácticas y discursos en los años 70 y 80 en Chile”. Imagen cortesía de CeDoc

Fig 9. Una pequeña selección de algunos de los elementos de archivo, dentro del Centro de Documentación ESCALA. Foto: Sebastián Bustamante-Brauning. Imagen cortesía de ESCALA

Fig 10. Grupo Escombros Mar (1993) y elementos de archivo como parte de la presentación para “Argentina 1976-2016: Activismo, memoria y complicidad" en el Espacio para la Enseñanza y la Investigación de ESCALA. Foto: Sebastián Bustamante-Brauning. Imagen cortesía de ESCALA 

Fig 11. De izquierda a derecha: 1er año, 6ta división de Marcelo Brodsky, foto de clase, 1967 (1996), 350, Intervención urbana, Rosario (2001) de Fernando Traverso, y ... y después se erigen monumentos (1976) de Marisa Rueda, en el Espacio para la Enseñanza y la Investigación de ESCALA como parte de "Argentina 1976-2016: Activismo, memoria y complicidad”. Foto: Sebastián Bustamante-Brauning. Imagen cortesía de ESCALA

Fig 12. Obra de Tamayo utilizada como parte del grupo de lectura con el Centro de Estudios sobre mitos mayas y aztecas y el más allá. Rufino Tamayo, Figura Prehispánica VIII. Vaso zoomorfo Colima (1976). Obra © Rufino Tamayo. Imagen cortesía de ESCALA

Fig 13. El Espacio para la Enseñanza y la Investigación de ESCALA. Foto: Sebastían Bustamante-Brauning. Imagen cortesía de ESCALA

Fig 14. Estudiantes de la Licenciatura en Historia del Arte y Estudios Curatoriales que participan en una sesión de aprendizaje basado en el objeto en el Espacio para la Enseñanza y la Investigación de ESCALA. Foto: Joanne Harwood. Imagen cortesía de ESCALA

Fig 15. Portada del libro “Leandro Katz, Colección Conceptual”, publicado por la Fundación Espigas en 2013. Imagen cortesía Fundación Espigas

Fig 16. El exterior del Instituto de Investigación Getty al atardecer. Fotografía de Scott Frances/Esto. Imagen cortesía de del Paul Getty Trust

Fig 17. Una de las fotografías incluida en la exhibición “El surgimiento de una nación: el descubrimiento de la Revolución Mexicana”. Pancho Villa posando junto a una motocicleta india, frontera entre México y los Estados Unidos, 1914. Gelatina de plata. The Getty Reasearch Institute.Imagen cortesía del Getty Research Institute

Fig 18. Uno de los materiales de la colección del GRI “Surrealismo en América Latina”. Primera página de Lettre d´Amour, frontispicio obra de Alice Paalen (Rahon). Ciudad de México: Ediciones Dyn, 1944. Getty Research Institute, 980029.3, folder 9. Imagen cortesóa del Getty Research Institute

Fig 19. Una de las obras que se exhibirá el próximo otoño en “La Metropolis en América Latina, 1830-1930”.  Francisco Mujica Diez de Bonilla (México, 1899–1979) La ciudad del futuro: una ciudad de cien pisos en estilo Neo/Americano, 1929 del libro “Historia de los rascacielos”. Impresión. Cortesía del Getty Research Institute

Fig 20. Portada del primer libro de la serie “Critical Documents of 20th century Latin American and Latino Art”. “Resisting Categories: Latin American and/or Latino?”, editado por Héctor Olea, Mari Carmen Ramírez y Tomás Ybarra-Frausto (New Haven: Yale University Press, 2012). Imagen cortesía del Museum of Fine Arts, en Houston

Fig 21. María C. Gaztambide, la directora asociada de la ICAA mientras trabaja. Imagen cortesía del Museum of Fine Arts, Houston

Fig 22. Archivo Pinto mi Raya, “Raya: crítica, crónica y debate en las artes visuales”. Foto: Yuruen Lerma. Imagen cortesía de Pinto mi Raya

Fig 23. El interior de una recopilación bimensual. Foto: Yuruen Lerma. Imagen cortesía de Pinto mi Raya

Fig 24. El “Archivo Activo” de Pinto mi Raya viene en una caja con 10 DVD´s, organizados por temas, con alrededor de 11,000 textos. “Archivo Activo”, y uno de los DVD´s de la caja. Fotos: Yuruen Lerma. Imagen cortesía de Pinto mi Raya

Fig 25. Una pieza del crítico de arte Jorge Alberto Manrique, incluida en la exposición “De crítico, artista y loco…”. Jorge Alberto Manrique. Texto sobre fólder, 8 x 10 pulgadas. Foto: Jorge Vértiz. Imagen cortesía de Pinto mi Raya


[1] Estos materiales han apoyado la publicación de dos libros sobre la historia del cine mexicano. Rogelio Agrasánchez, Charles Ramirez-Berg, Carteles de la época de oro del cine mexicano = Poster Art from the Golden Age of Mexican Cinema (Guadalajara y la ciudad de México: Universidad de Guadalajara y el Instituto Mexicano de Cinematografía, 1997), y Rogelio Agrasánchez, Cine Mexicano: Poster Art from the Golden Age, 1936-1956 = Carteles de la época de oro 1936-1956 (San Francisco: Chronicle Books, 2001).

[2] Julianne Gilland, entrevista por correo electrónico, octubre de 2016.

[3] Ibid.

[4] Ibid.

[5] Estos incluyen el Center for Mexican American Studies y el Department of Mexican American Studies, Black Studies, Spanish y Portuguese, History, Art y Art History, la Butler School of Music, el Harry Ransom Center, así como el Briscoe Center for American History.

[6] Julianne Gilland, op. Cit.

[7] Una de las piezas más importantes de esta colección es la Barbara Duncan Collection of Latin American drawings, un agrupamiento extenso de dibujos latinamericanos de la década de los sesenta en adelante.

[8] Beverly Adams, entrevista por correo electrónico, septiembre 2016.

[9] Ibid.

[10] Ibid.

[11] Los libros fueron copublicados con la casa editorial chilena LOM. Hasta la fecha, dos libros ya se publicaron y otros dos están en proceso de edición.

[12] Originalmente la colección se llamaba “La Colección de Arte Latinoamericano de la Universidad de Essex” o UECLAA.

[13] Dr. Joanne Harwood, entrevista por e-mail, octubre 2016.

[14] La exhibición fue organizada en la universidad en 2014 y curada por el Dr. Andrés David Montenegro Rosero.

[15] Casi todas las obras en la edición en línea incluye una descripción detallada y completa escrita ya sea por estudiantes, investigadores o especialistas externos. Empezaron a elaborarse en 2004, cuando se digitalizó la colección con apoyo del AHCR Resource Enhancement Grant.

[16] El evento se llamó “Argentina 1976-2016: Activismo, Memorialización y Complicidad”.

[17] Harwood, op.cit.

[18] Sebastián Bustamante-Brauning, entrevista por correo electrónico, octubre 2016.

[19] Patricia Artundom, El arte español en la Argentina 1890-1960 (Buenos aires: Fundaciòn Espigas, 2006).

[20] Esta antología fue publicada originalmente por el Museum of Modern Art en 2004 con el título Listen Here Now! Argentine Art of the 1960s: Writings of the Avant-Garde (New York: The Museum of Modern Art, 2004). Al colaborar con la Fundación Proa, Fundación Espigas editó, tradujo y publicó una nueva versión del libro; Inés Katzenstein, Escritos de vanguardia. Arte argentino de los años 60 (Buenos Aires: The Museum of Modern Art, Fundación Proa, and Fundación Espigas, 2007).

[21] Leandro Katz, Ana Longoni, Marta Merajver y David Jacobson, Leandro Katz, Colección Conceptual (Buenos Aires: Fundación Espigas, 2013). La publicación sobre Luis Fernando Benedict se titulará “Luis F. Benedict Obras 1968-1978).

[22] Las obras de la Colección Colonial que se remontan a los siglos entre el XVI y el XVIII, incluyen materiales de Hernán Cortés, Francisco Gómez de Gomara, José de Acosta, Theodor de Bry, Alonso de Ercilla y Garcilaso de la Vega. La colección de libros de viajes consisten en obras de Viajeros y exploradores europeos como Alexander von Humboldt, Eduard Friedrich Poeppig, William Lewis Herndon, Antonio de Ulloa, Clemente Markham, Amédée-Francios Frézier, Hohn Stephens, Francois Joseph de Pons y Jules Creavaux. Los autores de obras sobre arqueología y  prehispánica incluyen a Désiré Charnay, Augustus y Alice Le Plongeon, Alfred Maudslay y Frederick Catherwood. La colección fotográfica incluye a fotógrafos como Francois Aubert, los hermanos Courret, Benito Panunzi, Samuel Boote y Hugo Brehme, así como imágenes de la Revolución mexicana.

[23] The School of the South está representada con documentos, publicaciones y textos sobre Joaquín Torres García, Julio Payro, Emilio Pettoruti, así como revistas avant-garde como Arturo, Removedor y SUR. La colección surrealista tiene textos de César Moro, Vicente Huidobro, Enrique Lihn y Enrique Gómez Correa, así como revistas como DYN, Mandrágora y Que. Modernism in Mexico tiene documentos, obras y diarios sobre David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera, José Clemente Orozco, José Guadalupe Posada y Taller de Gráfica Popular.

[24] Libros, revistas y materiales sobre poesía experimental y concreta incluyen trabajos de Augusto y Haroldo de Campos, Decio Pignatari, Alvaro de Sa, Julio Plaza, Waldimir Dias Pino, Eugen gomringer, Edgardo Vigo y Clemente Padín. La colección Conceptual es particularmente abundante en artistas sudamericanos, incluyendo documentos y revistas sobre CAYC, arte postal y materiales de Paulo Bruscky, Marta Minujín, Cecilia Vicuña, Leandro Katz, Clemente Padín, Anna Bella Geiger y Ulises Carrión. La colección de videoarte está representada por artistas como David Lamelas, Juan Downey, Sonia Andrada y Ana Bella Geiger

[25] Ir a The Getty Website, visitado por última vez en octubre 11, 2016.

[26] Marcia Reed, entrevista, octubre 2016.

[27] El cuaderno de dibujo de Rivera tiene bosquejos preliminares para el fresco Allegory of California (1930-31) que se encuentra en la Stock Exchange Tower de San Francisco.

[28] Marcia Reed, op.cit; Idurre Alonso, personal interview, October 2016.

[29] Alonso. Op. Cit.

[30] El Museum of Fine Arts en Houston ahora tiene más de dos mil obras de arte de artistas latinos y latinoamericanos.

[31] Los documentos recobrados incluyen una gama amplia de materiales: ensayos, manifiestos, cartas, entrevistas, testimonios, prensa, bosquejos, notas y otros materiales de artistas, curadores y críticos latinoamericanos y latinos eminentes.

[32] Estos equipos trabajaron bajo la protección de instituciones que incluyeron universidades, museos, fundaciones culturales y centros de investigación independiente, que incluyeron la Fundación Espigas de Buenos Aires, mencionada en este artículo.

[33] Los libros fueron copublicados por el Museum of Fine Artes de Houston y la Yale University Press.

[34] Este primer volumen aborda y expande la idea de que los términos “latinoamericano” y “latino” son a menudo inadecuados y no reflejan apropiadamente la complejidad de estos grupos culturales. Héctor Olea, Mari Carmen Ramírez y Tomás Ybarra Frausto. Resisting Categories: Latin American and/or Latino? (New Haven: Yale University Press, 2012). Otras categorías incluyen “National Imaginaries/Cosmopolitan Identities”, “Issues of Race, Class, and Gender in the Visual Arts of Latino-America”, y “New World Geometric and Constructive Utopias”, por solo mencionar algunos. Para una descripción detallada de cada tema, sugiero visitor el sitio del ICAA, “Editorial Framework”.

[35] El ICAA ha trabajado con más de 150 colaboradores de América del Norte y del Sur, organizando muchos encuentros y oportunidades para intercambiar ideas entre sí. Entrevista por correo con María C. Gaztambide, septiembre 2016.

[36] Entrevista por correo electrónico con Mónica Mayer, Octubre 2016.

[37] Ibid.
[38] Los periódicos recopilados incluyen La Crónica de Hoy, Excélsior, El Universal, Unomásuno, Reforma, Milenio Diario, El Independiente, El Financiero, La Jornada, El Heraldo y El Sol de México.
[39] Estas instituciones incluyeron a la biblioteca del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, la Biblioteca de las Artes Nacionales y la Biblioteca Jumex.
[40] Mónica Mayer, op.cit.