Capítulo 1: Patricia Phelps de Cisneros, una pasión por América Latina

Hace cuarenta años, Patricia "Patty" Phelps de Cisneros observó que los artistas latinoamericanos eran dignos de atención internacional. Crecer en la Caracas sofisticada y cosmopolita de mediados del siglo veinte, formó el gusto de Patty por la abstracción, favorecida por los artistas cuyo trabajo podía verse por todas partes en esa ciudad.

Mientras viajaba con su marido, Gustavo Cisneros, conoció el trabajo de artistas destacados en otros países de América Latina, y determinó como su misión cambiar la opinión que la historia del arte tenía sobre el arte latinoamericano. Al trabajar con Gustavo para articular la Colección Patricia Phelps de Cisneros (CPPC), Patty se convirtió en un catalizador para el reconocimiento de las contribuciones de América Latina a la historia del arte mundial. La pareja decidió poner en marcha un amplio programa internacional de préstamo de obras de la colección para que pudieran ser vistos por un gran número de personas en todo el mundo; la CPPC estableció colaboraciones con académicos y otras instituciones para mejorar el conocimiento sobre el arte de la región; publicó una serie de libros acerca de la colección, así como extensas entrevistas con artistas sobre su producción, y puso en marcha un sitio web que sirve como un foro en línea con formato de revista para el arte y las ideas de América Latina.